El control de esfínteres

sin_panal_foto_01

Los niños acceden a este control habitualmente entre el segundo y tercer año de vida, controlando las heces antes que la orina, y controlándose de día (18-24 meses) antes que de noche (2-3 años). Pero las variaciones entre unos niños y otros son muy señaladas. En conjunto, parece que las niñas son capaces de controlarse un poco antes que los niños.

 

 

La maduración en las estructuras cerebrales implicadas en el control cortical del cerebro comienza entre los 18 meses y los tres años por lo que la coordinación de funciones entre la vejiga y los esfínteres aparece tardíamente. La vejiga urinaria es un órgano que sirve para almacenar la orina que llega desde los riñones continuamente. Cuando la vejiga se llena de orina, unos receptores localizados en la misma, envían al cerebro la señal para que automáticamente los esfínteres (músculo anular normalmente contraído) se relajen y la orina pueda salir. Algo similar ocurre con el control de las heces en el tubo digestivo (región recto-anal), existiendo unos esfínteres (interno y externo) en el canal anal que al permanecer contraídos (cerrados) evitan que se escapen las heces cuando éstas llegan al recto.

El control de esfínteres supone pasar de un proceso reflejo a un acto voluntario. Adquirir el control de este procedimiento es un proceso madurativo y existe una enorme variabilidad personal en cuanto a los plazos. Además algunos niños pueden darse cuenta de que están haciendo pis o caca y avisar para que se les cambie el pañal, pero esto no significa en ningún caso que tengan la capacidad de control voluntario para retrasar el proceso.

El control de los esfínteres no es un proceso lineal; podemos encontrar avances, estancamientos y retrocesos. Hay variaciones dependiendo de que se introduzca antes de que el niño esté preparado y carezca del control necesario y ello puede hacer que las relaciones con los adultos se puedan tensar innecesariamente. Sin duda, no es lo mismo entrenar al niño cuando está llegando a la madurez fisiológica para controlar los esfínteres, que cuando aún le falta mucho para lograrlo y tampoco puede ser igual hacer este entrenamiento desde un clima lúdico y relajado, que desde otro clima cargado de presión emocional.

 

 

ORIENTACIONES:

Orientaciones a los padres para desarrollar el control de esfínteres. EDUCASTUR

La retirada de pañal: control de esfínteres. Escuela de padres

Control de esfínteres en los niños. Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla León

 PUBLICACIONES:

  • ¡Caca! BAXTER, INCOLA. Barcelona: Timun Mas, 2003.
  • ¡Ya no llevo pañales! DENOU, Violeta. Barcelona: Timun Mas 2004.
  • ¡Fuera pañales! WATT, Fiona. Londres: Usborne, 2002.
  • ¡Pipí en la hierba! BONNIO, Magali. Barcelona: Corimbo, 2002.

Y CUENTOS:

atenciontempranayfamilia.blogspot.com

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s