El calostro.

Hacia el final del embarazo, las mamas ya producen un líquido muy especial que precede a la secreción láctea: el calostro, una sustancia amarillenta de alto poder nutritivo, rica en proteínas y con un elevado contenido en anticuerpos. Es el alimento que obtiene el recién nacido en sus primeras succiones, el ideal para su nutrición inicial, porque la composición del calostro se adecúa totalmente a sus necesidades; también es importante para su protección contra las infecciones más comunes, ya que trasfiere al bebé los anticuerpos elaborados en el organismo materno, elementos que dotarán al pequeño de una eficaz defensa hasta que su propio sistema inmunológico se ponga en funcionamiento.

lactancia-materna-3-638

Fuente bibliográfica: Fuente bibliográfica: Tu hijo. Cuidados del bebé. Ed. Planeta DeAgostini.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s