Proteínas durante el embarazo

 

Si hay algo de lo que tú y tu bebé no podéis prescindir es de la proteína.

 

image005

Durante la gestación, la proteína desempeña varias funciones: ayuda a mantener la energía de la madre y proporciona al bebé los aminoácidos que necesita para crecer. Además de ser el elemento principal para la formación de nuevas estructuras corporales en la madre (placenta, mayor volumen sanguíneo, pechos, útero).

 

La ingesta diaria de proteína recomendada durante la gestación oscila entre 60 y 100 gramos. Son alimentos ricos en proteínas la carne magra, el pescado, las legumbres, los frutos secos, la levadura de cerveza, la leche, el queso y otros derivados lácteos.

Todas las proteínas están constituidas por compuestos orgánicos –aminoácidos- en diferentes combinaciones. Las proteínas animales llamadas de “primera clase” contienen todos los aminoácidos necesarios para la construcción del organismo; las proteínas vegetales, que suelen denominarse de “segunda clase”, sólo contienen algunos aminoácidos, por lo que deben ingerirse con una pequeña cantidad de proteína animal o bien en diferentes combinaciones.

Si eres vegetariana y no comes productos animales, combina las legumbres con derivados del trigo en la misma comida; por ejemplo, judías con pasta de harina integral, garbanzos con pasta, o lentejas con pan de trigo.

Para que os hagáis una idea os añado una tabla con la cantidad de proteínas de algunos alimentos:

 

Proteínas-41

 

 

Fuente de información:

Sheila Kitzinger, Embarazo y Nacimiento. Segunda edición, p. 87-88

 

 

 

Nutriente necesarios durante el embarazo y algunos ejemplos de fuentes

ImagenImagen

Nutriente Necesario para Fuentes
Proteínas Crecimiento de las células y producción de sangre Carnes magras, pescado, pollo, claras de huevo, habas, soja
Carbohidratos Producción diaria de energía Pan, cereales, arroz, patatas, pasta, frutas, vegetales
Calcio Huesos y dientes fuertes, contracción de los músculos, funcionamiento de los nervios Leche, queso, yogurt, sardinas o salmón con espinas, espinacas, pescado pequeño entero, cacahuetes, nueces, semillas de girasol, verduras
Hierro Producción de glóbulos rojos
(necesarios para prevenir la anemia)
Carne roja magra, espinacas, panes y cereales enriquecidos con hierro
Vitamina A Piel saludable, buena visión, huesos fuertes Zanahorias, vegetales de hojas verdes, leche entera, yema de huevo, pescado aceitoso, vegetales verdes y hortalizas amarillas
Vitamina C Encías, dientes y huesos sanos; ayuda a absorber el hierro Frutos cítricos, brécol, tomates, jugos de fruta, frutas secas, verduras rojas y amarillas (pimiento)
Vitamina B6 Desarrollo de glóbulos rojos, utilización efectiva de las proteínas, grasas y carbohidratos Cerdo, jamón, cereales integrales, bananas
Vitamina B12 Desarrollo de glóbulos rojos, mantenimiento de la salud del sistema nervioso Carne, pollo, pescado, leche, levadura de cerveza, germen de trigo, cereales integrales, soja (Nota: los vegetarianos que no consumen productos lácteos necesitan un suplemento adicional de vitamina B12)
Vitamina D Huesos y dientes sanos; ayuda a la absorción del calcio Leche enriquecida, productos lácteos, cereales y panes, pescado aceitoso, huevos, mantequilla, yema de huevo, la luz solar activa una previtamina en la pie
Ácido Fólico Producción de sangre y de proteínas, efectiva función enzimática Vegetales de hoja verde, frutas y vegetales de color Amarillo oscuro, habas, guisantes, frutos secos (nueces)
Grasa Almacenamiento de energía corporal Carne, productos lácteos como la leche entera, frutos secos, aceite de oliva virgen extra (Nota: limita el consumo de grasa a 30% o menos de tu ingesta diaria de calorías)

Fuente de información:

“La alimentación durante el embarazo”

Kidshealth.org

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/embarazo/eating_pregnancy_esp.html#